Cómo leer el acuerdo de tus tarjetas de crédito

Publicado el 26 de mayo de 2015 en Crédito y manejo de deudas por y traducido por Anay Villar

Magnifying glass on monitor screen

La gran mayoría de personas con tarjetas de crédito nunca han leído los acuerdos o contratos que gobiernan el uso de sus tarjetas de créditos. Y si en algún momento existió la excusa de que éstos estaban disponibles sólo en inglés, afortunadamente ya es cosa del pasado. Como actualmente puedes pedirle a la mayoría de los acreedores e instituciones financieras que te envíen tu información financiera en español, debes aprovechar la oportunidad y no dejar de leer tus documentos.

El propósito del acuerdo de uso de una tarjeta de crédito es detallar las condiciones de uso de tu línea de crédito. La lectura va a requerir un poco de esfuerzo de tu parte ya que según un estudio de creditcards.com,  los contratos los escriben abogados (muchas veces usando extensa terminología y estilo legal) y son bastante largos. Además, muchas veces las malas traducciones pueden dificultar la fluidez y claridad del documento.

Por esto, queremos ayudarte  entender mejor cuáles son las condiciones de uso de tu tarjeta. Mientras mejor las conozcas, mejor provecho podrás sacarle a tu línea de crédito.

1. Léelo línea por línea.

Es inevitable, lo tienes que leer. Y sí, sabemos que no es la novela bestseller del momento, y que puede resultar tedioso leer las 3,771 palabras que trae tu contrato (en promedio). Pero no conocer los términos de tu contrato puede ser perjudicial para tu crédito en el futuro o cuando tengas problemas con tus gastos.

2. Asegúrate de entender los términos sobre la tasas de interés.

Los intereses promocionales

Muchas tarjetas te ofrecen una tarifa de interés promocional para atraerte. Por ejemplo, te pueden ofrecer 0% de interés en los balances que transfieras a tu nueva tarjeta o en compras nuevas. Pero, sin embargo, en las letrillas pequeñitas te pueden especificar que te cobrarán un porciento por la transferencia y que si no pagas todo el balance en el plazo promocional, tendrás que pagar los intereses retroactivos. También, te pueden dar un interés fijo o variable. Lee bien y asegúrate de lo que te ofrecen.  

Incremento de intereses como penalidad

Es importante conocer cuáles son las penalidades cuando hagas un pago atrasado. Algunas tarjetas pueden incrementar tu tasa de interés por pagos atrasados del 0% (o tu tasa de interés actual)  a 29.99% indefinidamente más un recargo de hasta $35. Todo depende y varía según el acreedor.  

Diferentes tarifas y tipos de intereses

Típicamente, no pagas intereses en tus compras si pagas tu balance completo antes de la fecha de pago. Pero, debes tener cuidado. Si usas tu tarjeta para retirar efectivo, este balance puede estar acumulando intereses desde eldía que lo retiraste, y este interés es generalmente diferente de la tasa de interés que pagas por tus compras. Por eso, infórmate y lee cuáles son las condiciones de uso que tu tarjeta ha incluido sobre esto. Esta información también está incluida en tu factura de pago mensual.

3. El acuerdo de tus tarjetas de crédito puede cambiar en cualquier momento.

Tu contrato tendrá una oración similar a “Tenemos derecho a enmendar este Acuerdo en cualquier momento y cambiar las provisiones de este Acuerdo.” Y esto es algo inevitable y que no puedes cambiar. Tus acreedores te avisarán con tiempo de cuándo los nuevos cambios son efectivos, así que revisa bien cada mes cuando recibas tu estado de cuenta  para asegurarte de que no te perderás ningún tipo de enmienda. También notarás que te aclaran que puedes abstenerte de aceptar los cambios, pero que si lo haces tú cuenta será cerrada. Esto, en realidad, no te da muchas opciones.

4. Hay diferente tipos de transacciones.

Debes aprender a diferenciar entre los tipos de transacciones y como tu tarjeta las trata. Puedes tener compras, adelantos de efectivo y transferencias de balances. Asegúrate de estar al tanto de cuáles son las condiciones de cada una, pues por lo general acumulan diferente intereses y pueden incurrir recargos diferentes. Para ser más específicos, las transferencias de balances pueden tener un cargo por solo transferir el balance que por lo general es un porciento del balance transferido. Por otro lado, los adelantos de efectivos pueden comenzar a acumular intereses desde el mismo momento que lo retiraste. 

Cómo se dividen tu pago entre tus diferentes transacciones

Si tienes una mezcla de tipos de transferencias, debes saber exactamente cómo el dinero que envías será aplicado. Por ejemplo, si no específicas, muchas tarjetas prefieren usar tus fondos para pagar la porción de tu saldo con el menor interés (por lo general tus compras) y dejar para lo último el balance con la tasa de interés más alto. Es muy buen negocio para tu tarjeta ya que estarías pagando más intereses y pagando más mensualmente.  Si tienes varios tipos de transacciones asegúrate de comunicarles a tus acreedores cómo quieres distribuir tu pago.

5. Conoce cuál es la disponibilidad de tu crédito.

Tu acuerdo detalla además cuál es tu crédito disponible para cada tipo de transacción. Por ejemplo, tu disponibilidad de crédito para compras suele ser mayor que el crédito disponible para retiros en efectivo. Ya sabes que siempre debes evitar sobrepasar tu límite del crédito, también debes saber que tu acreedor incluye una cláusula de las consecuencias que puede acarrear usar más del crédito aprobado. Algunos, aceptarán la transacción sin subir tu línea de crédito, otros la declinarán y otros te pedirán que el monto sobre el limite sea pagadero inmediatamente.

6. Revisa tus estados de cuentas mensuales para detector errores.

Debes revisar tus estados de cuentas mensualmente para asegúrate de que no hay ningún tipo de errores. Tu acuerdo detallará el proceso de cómo hacer disputas. Por lo general es bastante simple y tiene un tiempo límite para hacerlo.  

7. Entérate dónde puedes pedir ayuda.

Probablemente te has fijado que de un tiempo para acá, las tarjetas de crédito traen información detallando cuánto te demorarías pagando tu tarjeta si solo envías el mínimo y cuánto pagarías de más en intereses. Claro está, esto asume que no sigas usando la tarjeta y que tu balance no incremente. Esto lo han hecho para ayudar a las personas a planear un poco mejor su plan de repago al acreedor. Algunas tarjetas han optado por incluir también un número de teléfono de una agencia que provee servicios de asesoría por si te encuentras en aprietos para pagar en algún momento. Clearpoint es una agencia nacional que te puede ayudar si tienes problemas en hacer tus pagos. Ofrecemos asesoría de presupuesto y crédito en línea, por teléfono y en persona donde tenemos sucursales. Nosotros analizamos tu situación financiera completa y te ayudamos a determinar cuál es la mejor manera para que pagues tus deudas y organices tus finanzas generales.

Sin importar a que compañía escojas, lo importante es que te asegures que es una agencia sin fines de lucro, que tenga buena reputación y que no tenga quejas pendientes en tu estado o con el Better Business Bureau.

Courtney es la especialista de redes sociales de Clearpoint, madre orgullosa de dos niños y esposa del amor de su vida. Courtney se especializa en analizar los comportamientos de las personas y su pasión es ayudarlas a vivir la de ellos. Introvertida por naturaleza, es una amante de la música, el cine, el café y de la cultura asiática.

No hay comentarios sobre “Cómo leer el acuerdo de tus tarjetas de crédito”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con *

¿Listo para librarse de sus deudas?

Nuestros programas lo pueden ayudar.

Conozca más